Bem vind@s ao Blog da Casa do Brasil- Argentina!

É com imenso prazer que inauguramos o nosso blog Casa do Brasil/Argentina. Aqui a ideia é compartilhar informações que não cabem nas salas de aula e no site da Casa do Brasil ou continuar discussões iniciadas nas salas de aula, dar um parecer para as atividades indicadas pelo site, acessar exercícios, ter conhecimento de projetos da Casa, dos professores e, principalmente, dos alunos.
Sejam bem vindas e bem vindos. A Casa do Brasil é sua! O blog da Casa do Brasil é seu!

Casa do Brasil - Escola de Línguas - Av. Callao 433 8º (1022) Buenos Aires - Argentina - Tel. (54 11) 4371.7063 / 3660 / 6634 info@casadobrasil.com.ar

Casa dos Curtas

terça-feira, 22 de junho de 2010

Brasil aprueba una ley en favor de la igualdad entre las razas

Brasil aprueba una ley en favor de la igualdad entre las razas


18/06/10 Fue 122 años después de abolir la esclavitud. La norma levanta críticas.

PorEleonora Gosman
San Pablo. Correspons
DEUDA. LULA SANCIONARA AHORA LA LEY QUE LLEVA UN RETRASO DE 122 AÑOS, CUANDO SE ABOLIO LA ESCLAVITUD.


A 122 años de la abolición de la esclavitud, Brasil tiene ahora su primera ley que establece la igualdad de los ciudadanos independientemente de su color de piel. El Congreso aprobó ayer el Estatuto de la Igualdad Racial, un paso para promover la inclusión de negros, mulatos y pardos. El texto, que ahora deberá ser sancionado por el presidente Lula da Silva, no conformó sin embargo a la comunidad negra brasileña, que en pleno siglo XXI no dejó aún de sufrir la discriminación.


Entrevistado por Clarín, el padre franciscano David Raimundo dos Santos subrayó que el Estatuto votado es una “traición” pues no contiene elementos esenciales que obligan a la inclusión igualitaria. En esencia, fueron eliminados del proyecto original los párrafos que imponían el sistema de cupos para personas de color tanto en las universidades como en los partidos políticos, en los poderes públicos y en las empresas públicas y privadas. “Somos 51% de la población brasileña y sin embargo carecemos de un poder político acorde con nuestra importancia poblacional”, declaró el sacerdote que dirige la organización no gubernamental Educafro.

¿Usted ve un Brasil aún racista?

¿Cómo llamaría usted una situación en la que los negros representan apenas el 2% del universo de parlamentarios, donde una universidad prestigiosa como la de San Pablo (USP) tiene menos de 1% de profesores afrobrasileños, donde los alumnos negros son aquellos que llegan en programas de intercambio con países africanos?

Frei David aporta otros datos. Hablan por sí solos. Apenas el 3,8% de negros o mulatos ocupan cargos ejecutivos en las 500 mayores empresas del país, según un relevamiento encomendado por la Confederación Nacional de la Industria que agrupa al conjunto del empresariado nacional. Febraban, la entidad que reúne a los bancos del país, llegó a la misma conclusión: entre el conjunto de sus empleados, apenas 9% son personas de color. Ambas instituciones decidieron implantar programas “afirmativos” para aumentar esa proporción.

El Estatuto de la Igualdad Racial, que endosó el Parlamento luego de 7 años de debate, fue precedido por muchos otros instrumentos del mismo tipo sancionados para proteger los derechos de los indios, de los niños, de los adolescentes. Esto indica, justamente, lo que la sociedad brasileña ha tratado de ocultar: la discriminación continúa. Basta una lectura de los párrafos de la ley que fueron eliminados para comprender que el Congreso alumbró un proyecto “lavado”: se eliminó toda referencia a cupos en el ámbito político, que establecía una cuota de 10% de las candidaturas para representantes de la población negra y mulata. También dejó afuera el parágrafo que establecía que el Poder Ejecutivo Nacional podrá estimular mediante incentivos fiscales la contratación de más de 20% de trabajadores de color en las empresas.

¿Qué fuerzas impidieron al Congreso votar una verdadera inclusión de los negros?

Fue el partido Demócrata, representante de aquellos ricos muy atrasados del país, respondió Frei David.

Se trata de la organización política que derivó del ex Partido del Frente Liberal , un grupo ultraconservador conducido durante años por el fallecido senador Antonio Carlos Magalhaes. El DEM forma parte de la alianza opositora que lleva como candidato al ex gobernador paulista José Serra.

¿Qué cree usted que debe hacer el presidente Lula da Silva?

Está obligado a sancionar la ley, por aquello de que “es mejor pájaro en mano que cien volando”. Quiero aclarar que desde que Lula decretó el programa conocido como “Pro–Uni”, que subsidia a universidades que integren negros y pobres, aumentó sustancialmente la presencia de personas de color en 100 universidades brasileñas. Faltan todas las demás.



Fonte: http://www.clarin.com/mundo/america_latina/Brasil-aprueba-favor-igualdad-razas_0_282571792.html

Um comentário:

Hilda disse...

El tema es muy complejo y va mucho más allá de los cupos.
Como mujer Argentina, creo que es discriminatorio el cupo femenino en las listas para las elecciones de cargos políticos, por ejemplo.
Sin embargo, muchas veces escuché decir “algo es algo”. El “algo es algo” es válido mientras se toman medidas de fondo reales en contra de la discriminación, y, creo que ésas son de largo alcance.
Nadie deja de discriminar por ley y/o decreto, sí deja de hacerlo si tiene acceso a una educación igualitaria que permita conocer las diferentes culturas que integran el mosaico poblacional.
Creo que la base es educativa aunque muchas veces son los mismos educadores los que promueven la discriminación, quiero pensar que es en forma inconsciente.
Es importante que los excluidos tengan acceso REAL, libre y gratuito a todos los niveles educacionales.
Puede existir una ley al respecto pero muchas veces, las familias necesitan de “esos brazos” para poder comprar el sustento diario. ¿Se puede culpar a una familia por no mandar a su hijo/a a la escuela cuando lo necesitan para trabajar y poder comprar (a veces) un litro de leche?
Las medidas deben ser integrales de protección a los grupos vulnerables.
Cuando las familias mejoran sus ingresos, siempre han mejorado los niveles educativos y con ellos la integración y aceptación de los otros como integrantes de los diversos grupos.
Cuando digo "educar para la igualdad" me refiero a todos los grupos sociales, los unos y los otros, en intercambio constante. Los unos para acceder, los otros para entender de qué se trata.